lunes, 12 de enero de 2009

La guitarra Brian May

Esta es la primera entrada del 2009, un poco tarde, pero lo suficientemente cercana a la llegada de los Reyes Magos al Orcotalan como para que os cuenten que se han dejado por aquí...

Pues sí, se trata nada más y nada menos que de una réplica de la guitarra de Brian May! Aquí la tenéis:


Como veis la guitarra es de la la marca "Brian May" y reproduce muy bien todos los detalles del original:


Os cuento un poco de la historia de la guitarra del guitarrista de Queen, la "Red Special" (o la vieja señora, "old lady", como la llaman los roadies):

La historia de esta guitarra comenzó en 1963, cuando Brian May (con tan solo 16 años) se dio cuenta de que con su guitarra acústica no podia interpretar las canciones que escuchaba en la radio y que trataba de emular. Asi que decidió cambiar su guitarra acústica por una eléctrica. En esa época Brian no disponía de dinero, asi que con la ayuda de su padre, Harold May (un ingeniero electrónico), decidieron embarcarse en un difícil proyecto: fabricarse su propia guitarra.

Para la elección de materiales Brian se tuvo que buscar la vida. Por ejemplo, para el puente utilizaron la madera de una chimenea que un amigo de la familia iba a tirar. La madera era pura caoba, pero estaba vieja y algo apolillada, pero Brian consiguió darle forma a mano, incluso rellenando los agujeros de carcoma con madera de cerillas.

La caja de la guitarra la hicieron de un robusto trozo de roble. En un momento determinado, el escoplo estropeó parte de la madera de la caja y Brian se sintió tan frustrado que tiró todo por la ventana, y tuvo que empezar de nuevo el trabajo.

Para los trastes, Brian rebuscó en la caja de costura de su madre Ruth, y encontro unos botones de perla. Esos botones se convertirían en los trastes de la Red Special, botones que aún hoy duran en la guitarra. Las cuerdas de la guitarra tuvo que comprarlas al no encontrar ningún sustituto adecuado para ello.
El siguiente paso era construir las pastillas, que final mente tuvo que comprar: unos fonocaptores Burns Tri-Sonic a tres guineas cada uno.



El brazo para trémolos los hizo con un trozo de acero bastante especial, que él mismo moldeó después. Para equilibrarlo utilizó dos válvulas de motocicleta:

Y por fin, tras un año y medio de trabajo, y con un coste de tan solo 8 libras esterlinas, la Red Special emergió. No se parecía a ninguna otra guitarra y su sonido era y es bastante peculiar, diferente al resto de guitarras "normales".

Brian continuó buscando el sonido que el perseguía para su guitarra. Tras muchos experimentos, descubrio que tocando con una moneda de seis peniques como púa, conseguia un sonido puro y limpio. Y usando esa moneda es como ha tocado Brian en todos los discos y en todos los conciertos de Queen.

Y esta es una réplica de la gitarra que lleva 35 años dando vueltas al mundo... ¡y es mía!

3 comentarios:

Alex Maglor dijo...

Una chulada Santi...

¿¿Y ESA PERILLA???

Hasta el domingo!!

Daurmith dijo...

Me sumo a la sorpresa de Maglor... ¿¡Y esa perilla!?

Santi Narnaron dijo...

Y yo digo más: ¿Y esa rapada?

(Es que con estos artistas famosos siempre pasa lo mismo: tienen que cambiar su imagen para dar que hablar... o lo mismo es que cambian porque nadie los aguanta!)

Bienvenidos a Orcotalan estudios

Bienvenidos a mi blog. En la columna de la derecha encontrarás un archivo que tal vez te sea útil para bucear por los contenidos. Actuatizamos regularmente.